post

Los nuevos retos en Alimentación, Medio Ambiente y Cambio Climático. Elementos estratégicos de seguridad

Las políticas públicas en materia de alimentación, tanto desde el punto de vista de la garantía del abastecimiento como de la salubridad de los productos, siempre han sido consideradas como elementos de estabilidad y seguridad de la sociedad, por su carácter esencial y estratégico para el mantenimiento de la población.

Paralelamente, las políticas ambientales han ido ganando importancia y, actualmente, son también consideradas como aspectos que garantizan el desarrollo estable de un país, pues los daños al medio ambiente pueden alterar gravemente nuestro entorno (incendios, contaminación de aguas, contaminación del aire, pérdida de biodiversidad…)

Estas dos líneas, alimentación y medio ambiente, constituyen elementos propios de una política más amplia de682px-Smart-tomato-speck seguridad y defensa, puesto que un desequilibrio en las mismas podría afectar gravemente a la estabilidad de nuestro sistema. No obstante, siempre se ha considerado suficiente el control y desarrollo a nivel  sectorial, bastando una reacción rápida frente a los problemas a medida que éstos van surgiendo.

Con estos antecedentes, actualmente nos encontramos con el fenómeno de la globalización, que permite un gran desarrollo del comercio mundial y un aumento de la producción y generación de riqueza pero que, sin embargo, también internacionalizan los problemas y no impide que muchas zonas pobres del mundo sigan siéndolo. Esta internacionalización del comercio ha creado problemas específicos en materia alimentaria y medioambiental que han tenido un notorio desarrollo en los últimos 25 años, generando nuevos y concretos desafíos que ponen en riesgo las políticas establecidas y, en consecuencia, exigen el desarrollo de medidas propias que garanticen la seguridad.

En este sentido, retos como la existencia de nuevas crisis alimentarias a nivel mundial como la de 2007, 2004_04_18_Trachemys_2agravadas con la previsión de crecimiento poblacional que alcanzará 10.000 millones de habitantes en la Tierra en 2050; la proliferación de plagas y enfermedades en los vegetales y su movimiento transfronterizo, aspecto que sigue siendo muy desconocido en la sociedad e incluso en la Administración, con una gran escasez de medios; la necesidad de hacer una apuesta decidida hacia la conservación de los recursos fitogenéticos para reforzar las producciones frente a plagas y enfermedades además de disponer de material para el desarrollo de las especies vegetales; la necesidad de luchar contra el cambio climático, con una verdadera estructura administrativa yIMG-20151124-WA0003 normativa que persiga eficazmente la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y, finalmente, la proliferación de especies exóticas invasoras cuyo control y erradicación es ciertamente complejo, constituyen riesgos en la alimentación y el medio ambiente que  es preciso afrontar con políticas fuertes de protección.

Sobre estos aspectos, el Presidente de ANIADE impartió una ponencia en el congreso “Compartiendo Visiones de Seguridad” celebrado el día 24 de noviembre en la sede de la empresa pública ISDEFE, concluyendo sobre la necesidad de valorar a largo plazo las consecuencias de estos nuevos desafíos y de desarrollar cuanto antes un enfoque público más estratégico y con conciencia de seguridad y defensa en materia alimentaria y de medio ambiente.

En el siguiente enlace se puede descargar la presentación: Presentación S Alim-M Amb-CC