post

San Isidro Labrador, patrón de los Ingenieros Agrónomos

El milagro del pozo. Cuadro de Alonso Cano

El milagro del pozo. Cuadro de Alonso Cano

San Isidro fue un labrador mozárabe nacido en 1082 en el Mayrit musulmán – actual Madrid – perteneciente a la taifa de Toledo, en pleno periodo histórico de la Reconquista.  De hecho, tan sólo tres años después de su nacimiento, en el año 1085, la villa de Madrid pasa a dominio del rey Alfonso VI gracias a un acuerdo de intercambio territorial entre el monarca cristiano y el rey Al-Qadir de la taifa de Toledo.

Sin embargo, la zona en la que vivía era militarmente inestable por encontrarse cercana a la frontera entre los reinos cristianos y musulmanes: la Extremadura castellana. Así, si bien su infancia la pasó en los arrabales de la zona madrileña de San Andrés, posteriormente se desplazó a la villa de Torrelaguna para buscar refugio a causa de las frecuentes invasiones árabes. Es en esta otra población donde conoce a una joven procedente de la villa de Uceda, con la que contrae matrimonio y que también subirá a los altares: Santa María de la Cabeza.

El milagro del pozo representado en el Puente de Toledo. Madrid

El milagro del pozo representado en el Puente de Toledo. Madrid

Durante su vida, dedicada a las labores agrícolas, tuvo gran devoción por la Virgen y por la Eucaristía y una vivencia profunda de la Iglesia que le impulsó a identificarse con el pueblo, los niños y con los desvalidos. Además tuvo gran amor por los animales, no habiendo nunca maltratado a bueyes ni otros animales de trabajo.

Realizó numerosos milagros, siendo uno de los más famosos el de la caída de su hijo al pozo: El padre, gracias a su oración, hizo que las aguas del pozo subieran y pudo rescatarlo. Este pozo del milagro se encuentra en la casa museo de Madrid. Otro famoso milagro relata que a San Isidro se le acusaba de holgazanería por rezar más que trabajar. Entonces, el propietario de las tierras fue a vigilarle a escondidas y descubrió que contaba con la ayuda de dos ángeles que labraban con los bueyes mientras que él oraba, lo que ha sido representado en numerosos cuadros, como el que encabeza nuestra noticia.

Portada del decreto del INC patronazgo S. Isidro

Portada del decreto del INC patronazgo S. Isidro

Isidro fue enterrado en la Iglesia de San Andrés de Madrid, en el arrabal donde había vivido. Debido a la devoción que el pueblo le mantenía y a los frutos milagrosos, San Isidro es beatificado por Pablo V en 1619, fijando la celebración de su fiesta el 15 de Mayo. Fue canonizado por Gregorio XV en 1622 y Juan XXIII extendió en 1960 el reconocimiento del patronazgo de San Isidro, que lo era de Madrid y los madrileños desde el siglo XVII, a los agricultores y campesinos españoles.

Decreto que instituye la Fiesta de la Colonización bajo la advocación de S. Isidro

Decreto que instituye la Fiesta de la Colonización bajo la advocación de S. Isidro

Como anécdota, bajo el mandato del Director General de Colonización D. Fernando Montero y García de Valdivia se instauró, en 1947 el patronazgo de San Isidro  sobre la Colonización, actividad intrínsecamente ligada a la historia del desarrollo agrario de España en el siglo XX y del que seguimos recibiendo sus frutos. Se instituyó así la Fiesta de la Colonización en la fecha del 15 de mayo y se erigió una estatua de S. Isidro en la sede central del Instituto Nacional de Colonización en el paseo de la castellana 112 (frente a El Corte Inglés), edificio actualmente en reforma y destinado a otros fines administrativos, pero que actualmente creemos que conserva el monumento (no visible desde el exterior).

Como sabéis, por la relación profesional con la agricultura, San Isidro es el patrono de los Ingenieros Agrónomos. Es nuestro santo patrón. Os animamos a que tengáis presente su onomástica y os deseamos muchas felicidades a todos